barleywine

Barleywine: el vino que sabe a cerveza

Las Barleywine son a la cerveza, lo que los grandes reservas al vino. Son la joya de la corona de las  artesanas: strong ales de 8% a 14% ABV, con color oscuro, cuerpo y a las que la barrica aporta notas torrefactas, de vainilla y caramelo.

Barleywine es el estilo cervecero que puede unir para siempre a los adoradores de las cervezas artesanas y a los acérrimos amantes del vino.

Todos tenemos clientes o amigos que se posicionan a favor de las virtudes del vino o de las refrescantes cualidades la cerveza. Afortunadamente, existe una bebida compleja y con  personalidad, que quizá sea el secreto para poner de acuerdo, para siempre, a los fans de los caldos y las ales: el estilo Barleywine, la joya de la corona del mundo de la cerveza.

¿Cuáles son las características de las Barleywine?

-Son cervezas strong ale, complejas y con personalidad, con un ABV (volumen de alcohol) entre el 8% y 14%. Lo que sitúa este estilo cervecero cerca de los vinos en términos de graduación alcohólica.

-Su sobrenombre “vino de cebada” fue empleado mucho antes de que se convirtiese en un estilo de cerveza para competir con los vinos de España o Italia.

-El envejecimiento en barrica aporta a esta cerveza notas de vainilla, caramelo y torrefactas.

Según el BJCP (Beer Judge Certification Program) que recoge las características de los distintos estilos de cerveza, estos son los aspectos clave de los 2 grandes estilos de vino de cebada: la original English Barleywine y su heredera yankee, la American Barleywine.

English Barleywine

  • IBUs: 35 – 70
  • Color (SRM): 8 – 22
  • ABV: 8 – 12%

 
Es una cerveza compleja, maltosa y de sabor intenso. Rica en cuerpo, con una sensación cálida procedente del alcohol y notas de nueces en cata.

-Presenta un aroma afrutado, con un suave perfil de lúpulo e intensa presencia de malta

-En su apariencia, el color va del dorado al marrón más oscuro

-Con sabor fuerte a malta y notas tostadas de nuez o caramelo

En boca muestra cuerpo, con textura suave y calidez

-La carbonatación puede ser de baja a moderada.

Maltas: Pale Ale, malta caramelo y oscuras

Lúpulos: ingleses como Fuggle o Target

American Barleywine

  • IBUs: 50 – 120
  • Color (SRM): 10 – 19
  • ABV: 8 – 12%

 
Son más lupuladas que sus parientes inglesas, lo que favorece que perdure su amargor en boca.

-Brindan un aroma lupulado de moderado a marcado que convive con la malta intensa

-En su apariencia, el color varía entre el ámbar brillante y el cobre

-Su sabor combina malteado y fuerte amargor

En boca muestran cuerpo y densidad mayor que otras ales

-La carbonatación es de baja a moderada

Maltas: Pale Ales y especiales

Lúpulos: cítricos y aromáticos americanos como el Amarillo, Cascade o Mosaic

En cierto sentido, podríamos decir que las Barleywine, son a las cerveza lo que los grandes reservas para el vino. La bebida más compleja y estructurada que supone un reto para el bebedor en la medida en que, para saborear el “alma” del producto, se deben desentrañar decenas de aspectos y notas que influyen en la cata. Veamos los matices en cada caso.

A la hora de probar un vino debemos tener en cuenta, entre otras variables:

-Los tipos de uva utilizados

-Las características del terroir

-El tiempo de envejecimiento en madera

-El tipo de barrica (roble americano o francés habitualmente)

Mientras, en el caso de una cerveza Barleywine, su personalidad viene marcada por:

Las maltas empleadas

-El tipo de levadura

-Las variedades de lúpulo

-El tipo de barrica y el licor para el que ha sido utilizada previamente (habitualmente se emplean barricas en las que antes se ha envejecido bourbon, whisky, ron o vino)

Es cierto que en estos tiempos donde el estilo Barleywine goza de popularidad, algunos elaboradores han optado por atajos en la elaboración de estas cervezas que no nos gustan demasiado. Para conseguir los matices tostados y avainillados, se añaden virutas o tacos tostados de madera al fermentador o al tanque de condicionado.

Nosotros preferimos, lógicamente, el proceso tradicional y auténtico similar al de los vinos que en España llevamos décadas disfrutando en D.O. emblemáticas como Rioja, Ribera del Duero, Rueda, Somontano…

El origen del envejecimiento del vino y la cerveza.

Podríamos pensar que el envejecimiento de cerveza en barrica es un proceso copiado del vino. Pero si echamos la vista unos cuantos siglos atrás, al Imperio Romano, descubriremos que fueron los romanos quienes tomaron la idea de transportar el vino en barricas tras ver cómo los galos almacenaban su cerveza en toneles de madera.

Hasta entonces,  griegos y romanos trasladaban el vino en frágiles ánforas de barro, con gran riesgo para la integridad del preciado líquido. La madera ofrecía mayor resistencia, no dejaba que el vino se filtrase y además, gracias a la forma de las gigantescas barricas, podría trasladarse rodando.

Al probar los vinos después de haberlos almacenado en madera, los romanos se dieron cuenta de que los caldos tenían una personalidad más suave y además matices de sabor diferentes a vainilla, caramelo o toques ahumados que procedían de la propia madera. ¡Eureka!

Probando una gran Barleywine Americana y otra europea

Ahora que ya tenemos una idea más clara de las características y personalidad de la cerveza envejecida en madera y sus analogías con el vino, os dejo 2 buenas referencias del estilo barleywine americano e inglés para que os animéis a descubrirlas, disfrutarlas y compartirlas.

¡Nos bebemos!

Sierra Nevada Bigfoot

ABV (Volumen de alcohol): 9,6%

Se trata de una barleywine al más puro estilo americano con corona persistente y lúpulos aromáticos empleados con dry hopping: Cascade, Centennial, y Chinook.

Naparbier Forever & Again

ABV: 11,67%

Una barleywine  estilo inglés de la marca navarra que ha sido envejecida en barricas de vino tino y que presenta matices de galleta, frutos rojos maduros y suaves notas avainilladas.

Fotos: Alice Donovan Rouse on UnsplashPatrick Fore on Unsplash y Bianchi en Pexels.

Guillermo Garcia
Guillermo Garcia

Llevo escribiendo desde los 6 años. Poesía, microrrelatos, guiones… En 1997 me pasé a escribir anuncios (especialmente online) para un montón de marcas, algunas de cervezas o bebidas espirituosas como Heineken, San Miguel, J&B, Ron Barceló, Jhonnie Walker, Cardhu, Knokando o Tallisker. Actualmente trabajo como Creative Storyteller en Kutuko, una agencia creativa especializada en vídeo 3D. Desde 2009 escribo mi propio blog de creatividad publicitaria (guillewriter.com) y desde 2013 me he convertido en un auténtico fanático de las “craft beer”. Su mundo, su industria y su estilo de vida son hoy una de mis grandes pasiones. Mi cerveza favorita es la IPA –potente, lupulada y herbácea– aunque soy de los que piensa que hay un momento, lugar e historia perfecta para cada tipo de cerveza. La clave es encontrar con quién bebértela.

Sin Comentarios

Deja Tu Comentario