guia para la reapertura de la hosteleria

Guía de reapertura para los locales de hostelería y restauración

Algunas ciudades ya se encuentran en la Fase 1 y esto permite que los locales de hostelería y restauración puedan abrir sus puertas y comenzar a ofrecer de nuevo sus servicios. Las medidas que se deben llevar a cabo en esta reapertura siguen sin estar muy claras y en varias ocasiones hemos podido ver cómo algunos establecimientos han cometido errores. Debido a la falta de información que existe sobre el procedimiento de reapertura, en Neodrinks hemos querido elaborar una guía que pueda servir de consejo en cuánto a protocolos de actuación.

Pasos a tener en cuenta para una reapertura segura

Lo primero que se debe tener en cuenta, es que habrá distintos protocolos de actuación, en las diferentes fases por las que vayamos pasando.

A la hora de enfrentarnos a la reapertura de nuestro local tendremos que tener en cuenta cuatro puntos importantes:

  • Los días previos a la apertura
  • Los primeros días de apertura
  • Plan de crisis
  • Nueva normalidad

 

En cada una de estas fases se deberán establecer unos protocolos. En los días previos de la reapertura, el foco principal se centrará en la limpieza, la distribución del local, el control del inventario o el encendido progresivo de los equipos. Mientras que los primeros días de apertura se incorporarán otros protocolos como el control del personal, la clientela y el proceso de adaptación a las situaciones que vayan surgiendo.

No debemos olvidar contar con un plan de crisis, en el caso de que se produzca el contagio de alguno de nuestros empleados, o haya cambios en la demanda de nuestros servicios.

Todas estas fases nos terminarán llevando a la “nueva normalidad”.

Medidas de limpieza

Antes de volver a abrir el local será necesario realizar una limpieza y desinfección exhaustiva de todas las zonas del local. Tanto cocinas, como almacenes, terrazas, zonas de vestuario, barra o servicios.

Las medidas de limpieza y desinfección se deberán mantener a diario. Poniendo especial atención en la limpieza de los elementos que empleen nuestros clientes entre un servicio y otro.

Se deberá poner a disposición, tanto de trabajadores como de clientes, gel hidroalcohólico para que puedan desinfectarse las manos antes de entrar al local o acceder a sus distintas zonas.

Igualmente, todos aquellos elementos que empleen los trabajadores, como pueden ser pinzas o bandejas, deberán ser desinfectados en varias ocasiones a lo largo de la jornada.

Para ofrecer la mejor limpieza en los utensilios propios de la hostelería, se deberá realizar el lavado del lavavajillas a una temperatura de 80º y los elementos textiles a una temperatura de 60º. Estas temperaturas aseguran el mejor grado de desinfección.

Siempre que sea posible se debe emplear materiales desechables, como por ejemplo la mantelería. Sustituir la mantelería tradicional, por una desechable mejorará la desinfección de las zonas entre un cliente y otro.

La recogida y retirada de residuos se deberá realizar de forma continua, para evitar que se puedan generar focos de infección.

medidas de limpieza en hostelería desescaladaMedidas para los trabajadores

Es muy importante que se establezcan protocolos de actuación para los empleados. Estos protocolos ayudarán a que en todo momento los empleados sepan las medidas que deben llevar a cabo.

El uniforme deberá ser limpiado y desinfectado a diario, sin poder utilizarlo fuera del entorno de trabajo. Por lo que los empleados deberán disponer de una zona de vestuario en la que ponerse su uniforme al entrar en las instalaciones y quitárselo antes de salir. De la misma manera se debe evitar en todo momento que utilicen el uniforme en sus descansos para salir a fumar o ir a comer.

Los trabajadores deberán mantener en todo momento una distancia de seguridad de dos metros, con el resto de los trabajadores y con los clientes. Para poder conseguirlo se podrán utilizar mamparas de separación o señalización en el suelo.

Se deberá incorporar al uniforme de trabajo el empleo de EPIs (Equipos de Protección Individual), que estarán compuestos por mascarillas y guantes para prevenir posibles contagios.

Al preparar las comidas y las bebidas, será necesario utilizar elementos diferentes cada vez y desinfectarlos entre un uso y otro.

Es muy recomendable incluir en el establecimiento cartelería que recuerde las medidas de seguridad a llevar a cabo. Medidas tanto para trabajadores como para clientes.

Los alimentos que manipulen los empleados deberán estar protegidos por mamparas y las pinzas para su manipulación deberán ser desinfectadas varias veces al día.

Se recomienda también realizar un control de la temperatura al personal, tanto antes de su jornada laboral, como al finalizar la misma.

Medidas para los clientes

Una de las principales medidas que se debe tener en cuenta es limitar el aforo, tanto en el interior del establecimiento como en la terraza. Para ello se podrán instalar sistemas de conteo si fuera necesario.

Los clientes deberán mantener entre si una distancia de 2 metros, por lo que si fuera necesario se tendrá que cambiar la distribución de las mesas y las sillas. En las zonas donde de forma momentánea no se pueda mantener esta distancia de seguridad, los clientes estarán obligados a utilizar mascarillas de protección.

Es recomendable utilizar señalética en el suelo que indique a los clientes donde deben esperar para ser atendidos, la distancia que deben guardar entre unos y otros, o el camino que deben seguir para ir al baño o salir del establecimiento, evitando las zonas de mayor afluencia.

Se podrán establecer nuevos horarios de apertura o cambios en la oferta gastronómica, para poder adaptarse a las distintas fases por las que se vaya pasando en cada ciudad.

Es importante fomentar el pago con tarjeta, para evitar la manipulación de dinero en metálico. El datafono deberá ser desinfectado después de cada uso.

Otra parte importante será incluir la carta de forma visual en el local, sin que esta tenga que ser manipulada por los clientes. Elementos como los servilleteros, palilleros, saleros o aceiteras solo podrán ser empleados en el caso de que sean productos monodosis, embalados de forma unitaria.

El acceso a los aseos de los establecimientos se realizará de forma individual, exceptuando aquellas personas que necesiten asistencia. Respecto a la limpieza de estas zonas, deberá realizarse como mínimo 6 veces al día, según la publicación realizada en el BOE.

Medidas para los proveedores

Se deberá establecer un horario distinto con cada proveedor, de manera que en lo posible se evite que puedan coincidir más de uno en el local a la vez.

La recogida de los productos deberá realizarse lo más cerca de la puerta del local y toda la mercancía deberá ser desembalada y desinfectada antes de ser colocados en su interior.

Todos los embalajes de la mercancía deben ser desechados antes de entrar en el local, para evitar que se puedan producir contagios.

Medidas para la entrega a domicilio o take away

En el caso de ofrecer servicio de recogida de alimentos en el local, se deberá establecer una zona de recogida, lo más cercana a la puerta del local y establecer unos horarios con cada cliente. Es recomendable también utilizar señalética en el suelo que recuerde a los clientes donde deben esperar para recibir su pedido y la distancia de 1,5 metros que deben mantener en la cola durante la espera.

Si el local ofrece entrega a domicilio será muy importante cuidar la higiene y la desinfección de todos los elementos que entren en contacto con el pedido durante su transporte. Pudiendo ser maleteros, palés o cámaras frigoríficas.

Las entregas a domicilio deberán ser realizadas por personal con mascarillas y guantes y siguiendo una política de entrega con 0 contacto. Será recomendable realizar el pago con tarjeta por parte de los clientes en este servicio y dejar el pedido en el suelo, para que el cliente lo recoja y se evite así el contacto.

Cuidar a nuestros clientes y a nuestro negocio

Llevar a cabo estas medidas de prevención nos ayudará a reducir el riesgo de contagio en el local y aportar seguridad tanto a empleados como a clientes.

Ofrecer una reapertura segura será la clave para garantizar la supervivencia del negocio y del sector de la hostelería y la restauración.

El distanciamiento social y la aplicación de medidas de higiene, desinfección y seguridad alimentaria serán claves para llegar a la nueva normalidad.

fases de la desescalada en hostelería

Fases de la reapertura y aforos permitidos

El plan de desescalada ha instaurado unos aforos limitados en los locales de hostelería y restauración en cada una de las fases. Aunque el sector ha realizado la propuesta de primar la distancia social, sin limitar el aforo, en el caso de que esto fuera posible.

Estos son los distintos aforos que han sido aprobados por el momento:

Fase 0

Los establecimientos de hostelería y restauración solo podrán abrir para ofrecer el servicio de recogida de pedidos, que no podrán ser consumidos en el local. Se deberá establecer un horario escalonado, para la entrega de los mismos. También se podrá realizar el reparto a domicilio para favorecer a aquellos sectores de la población más vulnerables. Durante esta fase se deberá realizar una desinfección completa de las instalaciones dos veces al día, siendo obligatoria una de ellas al finalizar la jornada.

Fase 0,5

En esta fase se mantienen las mismas medidas que en la Fase 0. Las empresas de hostelería y restauración solo podrán ofrecer servicios de recogida de pedidos y reparto a domicilio.

Fase 1

Cuando las diferentes localidades entren en la Fase 1 se permitirá la apertura de terrazas de bares y restaurantes con un aforo del 50% de las mesas permitidas y una distancia de 2 metros entre ellas. Se podrán realizar agrupaciones de mesas, siempre que estas no superen los 10 comensales. Además, se deberá realizar una desinfección de mesas y demás superficies de contacto entre cliente y cliente.

La limitación de franjas horarias que existe para que los diferentes sectores de la población puedan salir a la calle a realizar actividades como pasear o hacer deporte, no será restrictiva para acudir a los establecimientos.

Fase 2

Al entrar en la Fase 2 de la desescalada se podrá acceder al interior de los restaurantes con una limitación de un 40% de su capacidad. Será obligatorio mantener en todo momento las distancias de seguridad entre las diferentes mesas del local. Durante esta etapa todavía no estará permitido el consumo en barra, solamente se podrá consumir en mesa.

Fase 3

Durante esta última fase el aforo dentro de los locales aumentará al 50% y se permitirá que los clientes consuman en la barra, siempre que se mantenga una distancia de un metro y medio entre ellos. En esta fase podrán abrir también los bares nocturnos, pero nunca sobrepasando un tercio de su capacidad.

 

Damaris Morillo
Damaris Morillo

Especialista en Comunicación y Marketing Digital, colaboro en Neodrinks escribiendo artículos sobre el mundo de la coctelería, los destilados y los mixers.

Sin Comentarios

Deja Tu Comentario